lunes, 18 de mayo de 2009

La Ciudad en Blanco


¿Que pasaría si mañana despertáramos sin recuerdos, si la vida que hemos vivido hubiera desaparecido mientras dormíamos, si al despertar no reconociésemos a la persona que normalmente nos da los buenos días la primera, si no supiésemos el sitio donde normalmente compramos el pan o el periódico? Me imagino un mundo blanco, una ciudad virgen, aun sin pintar, repleta de esperanza puesta en la especie que ahora mismo esta matando la suya. Un lugar tan limpio como nuestra mente después de tal peculiar hecho nocturno. Una ciudad en la que pronto empezarían a despuntar los genios. Personas que habrían visto en la ignorancia y el desconocimiento general una manera de sobresalir cuando aun nada esta escrito y escribirlo con sus manos, plasmando toda esa genialidad en las calles o en cualquier librería, pintando lo que ahora se pudre, eliminando lo que ahora dejamos pasar por tradición, dejando en cada nota el recuerdo del ojo que lo ha visto todo, que se ha visto involucrado en las mayores guerras, en los mayores triunfos.. Personas que viven dejando que nos valgamos de ellos para convertirnos en personas mas cultas y sobretodo mas humanas y comprometidas con nuestra nueva Ciudad sin pintar.
Me imagino despertando, palpando las paredes en las que siempre me he visto rodeado. Me imagino saltando, huyendo, creando..

No nos acordaremos de nada. El cariño se habrá difuminado, dejando en el cielo el intento de lo que ni entonces fue ni ahora será. La huida debería ser fácil pero el miedo  paraliza toda neurona sana, volviendola estúpida, idiota, minúscula, haciendo esto mas pesado, dejando pasar las semanas, las risas imbéciles, los gestos descafeinados, las conversaciones escuetas, las tardes vacías.  Eliminando todo rastro de posible lazo afectivo,volviendo todo mas sarcástico y mezquino. Transformando la genialidad en algo ordinario y banal para mi. La Ciudad Transparente es lo único que me queda, ese sitio virtual donde no ha pasado nada, donde la gente sigue paseando de la mano de su perro bajo de los arboles, dejando que el aire les meza hasta llegar a su destino, pintando cada acera del gris mas modesto, haciendo de cada buen momento una eternidad, parando el tiempo cada vez que la felicidad brota en un cuerpo adolescente...

Tan lejano me parece todo.. Ahora solo tengo quince años y este sueño fruto de muchas frustraciones sale y acabara metido en el bolsillo de donde salió, hundido entre las costuras de una mente retorcida y cambiante como es la mía, moldeado por unos dedos que, con la ayuda del teclado mataran a esta idea como ahora mismo la están viendo nacer, sabiendo que pocas personas han sabido y sabrán de su existencia...   

4 comentarios:

  1. ...a lo mejor no son pocas las personas a las que les gustaría iniciar una nueva vida en blanco donde todo está por dar color... tal vez, sólo sea necesario amanecer un día con la sonrisa en la boca, con la mente un poco más abierta y enfrentarse a la vida de una nueva manera... habrá que probar,bss

    ResponderEliminar
  2. Tonto, claro que me paso pero me gusta
    hacerte sufrir, te quiero mucho y no
    creas para nada mis te odio xD
    sabes que es pasajero...

    ResponderEliminar
  3. Si desapareciesen todos los recuerdos... habría mucho que aprender de nuevo, no sé. Es imposible supongo, que suceda y el imaginarlo.

    ResponderEliminar