lunes, 28 de septiembre de 2009

¿Volvemos a los origenes?


Le dedico este post a Helen Fielding cuyo diario ha conseguido ponerme en ridículo encima del escenario, como si ya no tuviera suficiente con mis actuaciones memorables.
Desde hace cinco años, a la llegada de Septiembre, los adolescentes de mi generación nos preparamos para entrar diariamente al lugar en el que viviremos la mayoría de nuestro año. Donde todo se mezcla en un crisol de culturas, olores, risas, sonrisas, llantos y algún que otro sobresalto. Nos compramos los estuches, los libros, los lápices y el baúl en el que lo llevamos todo a cuestas. Llevamos todo ese material, litros y litros de tinta impregnados en paginas y paginas de puro aburrimiento.

Desde hace cinco años ando por esos pasillos, los piso día a día y alguna que otra vez he llegado a tocarlo con las manos. Paso por allí todos los días, hablo con la gente que, como yo, esta obligada a pasarse allí la mayor parte de su vida adolescente. Río con ellos, comento los rumores de temporada, de lo capullos que pueden llegar a ser los adultos que por allí se dejan caer.. incluso hablamos del tiempo cuando los temas de conversación han desaparecido en los cinco minutos entre clase y clase. Me mezclo, intento parecer interesado cuando se zambullen en temas propios del pavo. Utilizo el modelo de sonrisa perfecta y sincera que a todo el mundo le ha dado por utilizar. Porque, ¿Que importan los sentimientos reales si puedes hacerte pasar por alguien indefenso y atormentado por la presión?

Lo que hace diferente a este año con respecto a los anteriores es la soledad. Estamos solos en ese edificio aparentemente nuevo. No hay posibilidad de choque con antiguos compañeros. Vivimos aislados entre paredes blancas de cartón piedra, que se mueven con cualquier mínimo roce, atrayendo la atracción de cualquier persona dispuesta a distraer a la gente allí sentada. Nos obligan a vivir treinta y dos horas a la semana en el mismo aula. Nos encierran entre enemigos, personas cuya sonrisa estereotipada esta mas que pulida. Nos obligan a escuchar sus risas nerviosas cuando alguien los halaga, cuando los miran, cuando les preguntan por su vida. Risas que se convertirán en silencios.

No se me ocurre ninguna razón por la que quiera ser cirujana, pero se me ocurren miles para pensar en dejarlo. Te lo ponen difícil a propósito, sus vidas dependen de ti, llega un momento en que es mucho más que un juego. O das un paso adelante o te das la vuelta y te marchas.
Podría dejarlo pero pasa una cosa, que me encanta el terreno de juego.
Meredith Grey - Grey's Anatomy

Martes, 29 de Septiembre de 2009
62,20 Kg, 2 Donuts, 0 Cigarrillos, 400 Calorias
7:02 AM: Primer aviso de mi alarma en el movil, Odio a Uprising por momentos.
7:03 AM: Se para la dichosa musiquita, consigo darme la vuelta y cerrar los ojos.
7:07 AM: Muse vuelve a la carga. Esta vez no consigo evitarlo y salgo de la cama entre bostezos.
7:10 AM: Me preparo para la ducha. Abro el grifo del agua caliente mientras voy a la cocina preparar un Cola-Cao caliente.
7:18 AM: Sigo en la ducha, el agua caliente es demasiado relajante, no puedo moverme.
7:25 AM: Salgo de la ducha. Mi madre me habla, no contesto.
7:35 AM: Estoy sentado en el ordenador. Se que lo que me tengo que poner pero no lo hago, me deprimo. Escribo en Twitter.
7:42 AM: Estoy medio vestido. A la vez, estoy recogiendo los cuadernos y demas en la mochila. Me bebo el Cola-Cao.
7:50 AM: Me he entretenido, no cojo el Autobus ni de coña. Me deprimo de nuevo. Mi madre me habla, sigo sin contestarla.
7:55 AM: Me dirijo a la parada. Mi madre me sigue, los dos sabemos que hemos perdido el autobus pero corremos por si acaso todavia no ha pasado. En vano.
7:57 AM: Estoy sentado, leyendo. No pasa el Autobus, llegaré tarde.
8:15 AM: Cojo el Autobus. Es tarde. Da igual, Maria Luisa faltará a primera. Doy un toque a Macarena.
8:21 AM: Llego. Macarena no esta. La llamo. Espero.
8:29 AM: Llega. Nos vamos hacia el Instituto. Sabemos que llegamos tarde. Nos da igual.

4 comentarios:

  1. Me gusta.
    Yo me "despierto" con la melodia de Chopin
    interpretada por MAtt Bellamy (como no)
    Twitter tan temprano? hum, seguro que mirabas
    sin Shonda a escrito.
    QUe bobo, sabes que te quiero.
    Mucho´más que a nadie (mi Mami esta primero, aunque ella tambien te quiere mucho)

    ResponderEliminar
  2. Vale. y por qué tantos fallos de ortografía
    Che, che.
    Mañana ire,espero que empieze bien Octubre.
    ME LO MEREZCO.

    ResponderEliminar
  3. No es Memorias de Idhún.
    Es una tristeza que no lo pilles.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta como escribes.

    Te sigo, espero que te guste el mio:

    http://excusas-derretidas.blogspot.com/

    ResponderEliminar